miércoles, 3 de octubre de 2012

El talento de pintar

Victoria Rumbo Andrada (Casar de Cáceres) no le gusta que yo la llame pintora, pero lo es. Siente una especie de pudor cuando habla de ello, como una vergüenza a desnudarse un poco ante los demás, porque cada pincelada lleva un trozo de sí misma, como ocurre con todos los artistas. 
Este cuadro reproduce la realidad con más fidelidad y objetividad que una fotografía. Algunos dirán que tiene todas las características del hiperrealismo, o fotorrealismo que es una variante del hiperrealismo. Hay que prestar atención a los detalles, acercarse a mirar, porque el cuadro es profundo, tanto como el verde de las hojas, y si metemos la uña podemos desconchar la pared que hay al fondo, como si se tratara de una cáscara de huevo. Pero también tiene cuadros cercanos al impresionismo, donde plasma la luz y el instante, más allá de las formas. Los paisajes naturales son tema recurrente en su obra, aunque siempre plasmados con su propia mirada y sus propias sensaciones. 
Es maestra, y comenzó a pintar no hace muchos años, cuando los hijos se hicieron mayores y no la necesitaban tanto, pero el deseo de hacerlo lo tuvo desde siempre, hasta dudó si hacer Bellas Artes... Lo cierto es que nunca es tarde cuando se tiene el talento que tiene ella.
Su primer cuadro es de unos caballos en el campo, todavía lo recuerda, ese cuadro le abrió la puerta a sus propias creaciones. Después, la necesidad de pintar no le ha abandonado y sigue sacando tiempo, aunque no todo el que ella quisiera. 


Es un honor para este blog presentar algunos de sus cuadros, que esperamos ver pronto en alguna exposición.
El arte hay que compartirlo, para disfrutarlo. Para sentirlo. 
Gracias, Victoria. No dejes de pintar.























































3 comentarios:

  1. Realmente bonitos!! La comprendo perfectamente, a mi me pasa lo mismo escribiendo y, como bien dices, compartir lo que hacemos es como desnudarnos ante los demás y sentirnos vulnerables (al menos en mi caso)

    Victoria no dejes de pintar. Bastantes cosas malas hay en este mundo como para ocultar las bellas!! Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabel. Soy Victoria y he pensado mucho en tu comentario.Efectivamente. Ese miedo a ser vulnerables hace que se hagan las cosas para uno mismo. Es muy difícil salir de ese círculo. Pilar se ha empeñado en ello y es la que ha preparado todo. No sé si estaré a la altura. Gracias.

      Eliminar
    2. Hola Victoria. No dejes que el miedo, te limite, te impida crecer como persona y pintora. A veces nos encontramos con que alguien tiene más fe en nosotros que nosotros mismos, y nos empuja a dar el siguiente paso; en mi caso fue mi hermano, en el tuyo Pilar. Ánimo!!

      Eliminar