jueves, 17 de septiembre de 2015

La Duna de Pilat



Ayla ha hundido los pies
y las manos en la arena
hasta hacerlos desaparecer
dentro de la duna.
Hoy ha descubierto
que puede modelar
el mundo.
Después, ha sonreído.

©Pilar Fernández Bravo

martes, 1 de septiembre de 2015

Lo que tú no sabes


Yo te quiero aunque estés lejos,
aunque enseñes a hablar a las luciérnagas,
aunque te hagas el despistado con mis cosas
y parezca que no te importo.

Yo te quiero aunque te ocultes a mis ojos,
aunque me reniegues como un condenado,
aunque siembres muros a mi espalda
y parezca que me abandonas.

Yo te quiero como se quiere al aire,
como se quiere al agua,
como se quiere al fuego,
como se quiere al hombre.

©Pilar Fernández Bravo