martes, 8 de diciembre de 2015

4º Recital CICLO DE POESÍA CIUDAD DEL JERTE.


Tras el gran éxito de los tres primeros recitales del CICLO DE POESÍA CIUDAD DEL JERTE, la Asociación Cultural caleidoscopio, nos invita este sábado, día 12, a las 20:30 horas, en el auditorio Santa María, al 4º recital, del CICLO DE POESÍA CIUDAD DEL JERTE.

Los poetas invitados serán, Álex Chico, María Blázquez, Pilar Fernández y Luis Alcón Ramos. Cuatro palabristas que no les dejaran indiferentes.
El acto será presentado por la placentina Alicia Trujillo.
Esperamos encarecidamente que nos honren con su asistencia.

Deciros, además, que esta vez seré una de las poetas invitadas, junto a Alex Chico, María Blázquez y Luis Alcón, una excelente compañía de poetas jóvenes. 
Leeré alguno de mis poemas y esta será la primera vez que lea en público poemas de mi autoría. 
Estáis todos invitados. No lo olvidéis será el Sábado 12 de diciembre a las 20:30h en el Auditorio Santa María de Plasencia (Cáceres). 

Así que, si estáis cerca y no tenéis mejor plan, anotad la fecha y la hora.
Os espero :)
Muchas gracias a todos.

Emoticono smile

lunes, 23 de noviembre de 2015

Tres poemas inéditos de Fernando del Paso, premio Cervantes 2015

El escritor de 'Palinuro de México', Fernando del Paso, uno de los renovadores de la narrativa de su país, ha ganado el premio Cervantes, el máximo galardón de las letras en español. 
Aquí os dejo tres espléndidos poemas inéditos, pertenecientes a su libro, en proceso, "Poemas para estar solo" y que ha publicado la revsita Nueva Era. 
Así mismo Radio3 Extra invade nuestros sentidos con un poema de Fernando del Paso, aquí os dejo el vídeo. 
Veamos como suena Cuestión de identidad, poema de Fernando del Paso.



Inopia

He despilfarrado el arcoíris.
Las golondrinas que tenía destinadas a varios poemas
están en números rojos.
Mi cuenta de atardeceres está congelada.
Le debo al fisco tres mil quinientas mariposas.

Cuestión de identidad

La palabra no es vieja,
por fortuna.
Yo no soy la palabra,
por desgracia.
Cuando la palabra me dice,
la palabra me retrata.
Cuando digo a la palabra,
la palabra se espanta.
La palabra es un río cuando el río es un cometa.
Un cometa es la nube cuando la nube llueve,
la nube llueve cuando en mi cuaderno
escribo la palabra “lluvia” mil veces.
Yo no soy la palabra
pero quisiera serlo
para volar con ella
de tiempo en tiempo,
de boca en boca.

Cuando Murió mi madre

Cuando murió mi madre se murieron todos los ángeles.
Unos, en pleno vuelo, se desplomaron en silencio
como campanas de fieltro.
Los que hacían el amor en las axilas de un templo
se desmoronaron sin miedo, como barcos de harina.
Los que cantaban en las nubes con laúdes de vidrio
se transformaron en lluvia de saliva
y de plumas.
Un ángel en especial se incendió las alas
al rozar un relámpago.
Otro, un poco miope,
se colgó de las aguas verdaderas de un río.
Y hubo ángeles con pechos que daban vino
y que increíblemente se cayeron de espaldas
en un estanque lleno de telarañas, esmeraldas y ombligos.
Eso fue cuando murió mi madre
la mañana de un lunes sin pudor y sin frío.

Aquí podéis leer la revista Nueva Era y el artículo completo sobre Fernando del Paso.


lunes, 16 de noviembre de 2015

Poema para recorrer París, de Juan Ballester


Siempre queda París para soñar tu cuerpo,
para buscar tu pelo, para hallar tu sonrisa,
siempre queda la magia de recorrer sus calles
mientras los bosques tienen envidia de tus ojos.

Siempre queda París oculto en la recámara,
un proyectil certero para alegrar el alma,
siempre, como una tabla de salvación, nos queda
la opción de ser felices como dos amapolas.

Siempre queda París, la ciudad de las luces,
el lugar donde el tiempo se convierte en alondra,
donde tus dedos bullen y tus labios florecen
y tus palabras suenan a rumor de cascada.

Siempre queda París, sus jardines y plazas,
sus cafés que aún recuerdan el sabor de tu nombre,
los palacios cubiertos de historias, de leyendas,
los andenes del metro donde plantaste besos.

Siempre queda París, la torre Eiffel, Montmartre,
el Louvre, los Inválidos, la Concordia, Pigalle,
el amor que resurge detrás de cada esquina,
la música que espera cada noche de luna.

Siempre queda París, amor, si tú lo quieres,
si te asomas al río tranquilo de mis años,
París para abrazarnos, para esperar cigüeñas,
París eternamente, atado a tu cintura.

jueves, 29 de octubre de 2015

RAINER MARÍA RILKE

Dos poemas de Rainer María Rilke

Rilke pintado por Leonid Pasternak

Día de otoño
Señor: es hora. Largo fue el verano.
Pon tu sombra en los relojes solares,
y suelta los vientos por las llanuras.

Haz que sazonen los últimos frutos;
concédeles dos días más del sur,
úrgeles a su madurez y mete
en el vino espeso el postrer dulzor.

No hará casa el que ahora no la tiene,
el que ahora está solo lo estará siempre,
velará, leerá, escribirá largas cartas,
y deambulará por las avenidas,
inquieto como el rodar de las hojas.

Canciones de los ángeles
No he soltado a mi ángel mucho tiempo,
y se me ha vuelto pobre entre los brazos,
se hizo pequeño, y yo me hacía grande:
de repente yo fui la compasión;
y él, solamente. un ruego tembloroso.

[…]

Sus manos se quedaron como ciegos
pájaros que, engañados por el sol,
cuando, sobre las olas, los demás
se fueron a perennes primaveras,
han de afrontar los vientos invernales
en los tilos vacíos, sin follaje.

Había en sus mejillas la vergüenza
de las novias, que el espanto del alma
tapan con púrpuras oscuras
ante el esposo.

Y en los ojos había
resplandor del primer día:
pero sobre todo
descollaban las alas portadoras...

Había expectación en la llanura
por un huésped que no acudió jamás:
aún pregunta tal vez el jardín trémulo:
su sonrisa después se vuelve inválida.

Y por los barrizales aburridos
se empobrece en la tarde la alameda,
las manzanas se angustian en las ramas
y les hacen sufrir todos los vientos.

Es donde están las últimas cabañas
y casas nuevas que, con pecho angosto,
se asoman estrujadas, entre andamios miedosos,
quieren saber dónde empieza el campo.

Allí la primavera siempre es pálida, a medias,
el verano es febril tras esas tablas:
enferman los ciruelos y los niños,
y tan sólo el otoño allí tiene algo

de remoto y conciliador: a veces
son sus tardes de suave derretirse:
dormitan las ovejas, y el pastor con zamarra
se apoya, oscuro, en la última farola.

Alguna vez ocurre en la honda noche
que se despierta el viento, como un niño,
y pasa la alameda, solitario,
quedo, quedo, llegando hasta la aldea.

Y a tientas va marchando hasta el estanque
y se para después a oír en torno:
y las casas están pálidas todas
y las encinas mudas...

Rainer Maria Rilke
Traducción de Adrian Kovacsics



lunes, 5 de octubre de 2015

UN PROBLEMA DE PESO




Hoy os traigo un microrrelato que ha sido seleccionado y publicado en el libro de microrrelatos R.I.P (1895-2015).


Un problema de peso
Desperté a mi vecina. Debía de estar profundamente dormida porque hasta el quinto timbrazo no abrió la puerta. Le señalé el gentío congregado a mi espalda, a través de la ventana, y le expliqué que en medio de nuestra calle había una ballena. Ella me miró con los ojos medio cerrados y me dijo: “Como no tenemos que sacar el coche del garaje —era domingo—, no veo dónde está el problema”. Acto seguido se encogió de hombros y me cerró la puerta en la cara, como si encontrarse un cetáceo de sesenta mil kilos encallado frente a la puerta, en pleno Madrid, fuera cosa de todos los días.
Volví a casa y descorrí las cortinas. La calle estaba repleta de periodistas y cámaras de televisión. El pobre animal sobrevivía a duras penas.
De no haber sido por el agua que algunos vecinos acarrearon durante horas, la ballena habría muerto.
Al día siguiente la noticia llenó las primeras páginas de todos los periódicos. Hablaban de la solidaridad de la gente, de la especie a la que pertenecía la ballena… Pero nadie se preguntaba cómo había llegado hasta mi puerta.


©Pilar Fernández Bravo

jueves, 17 de septiembre de 2015

La Duna de Pilat



Ayla ha hundido los pies
y las manos en la arena
hasta hacerlos desaparecer
dentro de la duna.
Hoy ha descubierto
que puede modelar
el mundo.
Después, ha sonreído.

©Pilar Fernández Bravo

martes, 1 de septiembre de 2015

Lo que tú no sabes


Yo te quiero aunque estés lejos,
aunque enseñes a hablar a las luciérnagas,
aunque te hagas el despistado con mis cosas
y parezca que no te importo.

Yo te quiero aunque te ocultes a mis ojos,
aunque me reniegues como un condenado,
aunque siembres muros a mi espalda
y parezca que me abandonas.

Yo te quiero como se quiere al aire,
como se quiere al agua,
como se quiere al fuego,
como se quiere al hombre.

©Pilar Fernández Bravo


                      
                 

miércoles, 19 de agosto de 2015

LO QUE NO SIENTE


Yo quiero ser piedra
porque todo en ella es quietud
y es calma,
como la tierra que la sostiene 
o el agua que la moldea.

Y quiero ser roca
porque no se queja
ni muere
ni espera.

©Pilar Fernández Bravo

martes, 11 de agosto de 2015

Lunas

Foto de María José Muñoz García


El que sueña no usa números,
hila bocas y deseos,
abre cielos y fragua lunas.

El que duerme crea sombras,
cose montañas y laderas,
rompe tormentas y fabrica lluvias.

Pero el que muere no devana sonrisas,
ni construye lenguas, ni consuela,
ni espera llantos, ni come a la mesa.

El que muere se hace noche
y tiene un puñal con el que mata
a los que quedan.

©Pilar Fernández Bravo

jueves, 23 de julio de 2015

Versus


Para ti la mar profunda
para mí el cielo de la torre
para ti el paraíso del profeta
para mí la boca del creyente
para ti las olas
para mí la lluvia
par ti pilotar las lindes de la tierra
para mí soñar
                       con otro imperio.

©Pilar Fernández Bravo

lunes, 8 de junio de 2015

La ceniza


Poema publicado en la revista Alcántara, nº 81.

Todo en ella es gris
y es equilibrio.
Hoy es polvo
pero en el origen fue brasero,
calor,
tronco,
materia…

     Encuentro.



©Pilar Fernández Bravo

miércoles, 27 de mayo de 2015

COMO VOZ QUE SE SILENCIA



Como voz que se silencia

La tarde es un puzle de cinco piezas,
la antesala de la espera,
el arpegio de la muerte.

La tarde se hace hoja de otoño cada día
y cada día es un esbozo,
un ensayo, un plano inacabado.

La tarde es reincidente de rojos y naranjas,
de luces que amortecen,
de voces silenciadas.

La tarde se convierte en noche cada día,
pero ella no lo sabe.


©Pilar Fernández Bravo

Safe Creative #1404240649965


viernes, 22 de mayo de 2015

EL VUELO DE LA PALABRA: LA POESÍA EN EXTREMADURA EN 2015


El libro de poesía El Vuelo de la Palabra: La poesía en Extremadura en 2015, editado por el Ayuntamiento de Badajoz, recoge un poema mío titulado Alquilo una ciudad. Poema que me seleccionaron en el concurso literario El vuelo de la palabra 2015.
Aquí os lo dejo. Espero que os guste.



Alquilo una ciudad 

Una magia atemporal vive dentro de nosotros,
una mano que empuja hacia el abismo más dispar,
un cansancio de alrededores gastados y sumisos,
de puertas cerradas.

Y hay ciudades para alquilar por un paseo,
por un puñado de verbos.

En algunas huele a fado y a tranvía,
a ropa tendida mientras juegan los niños en la calle.
En ellas uno deja de ser quien es y se vuelve sueño
y se vuelve verso en callejuelas oscuras,
en laberintos que desembocan en abiertos miradores
donde asoman el mundo y Saramago.

Alquilo una ciudad
para ser yo misma sin llegar a serlo.


©Pilar Fernández Bravo

domingo, 3 de mayo de 2015

PARÉNTESIS INVITA A TODOS LOS ESCRITORES QUE LO DESEEN A PARTICIPAR EN UN LIBRO DE RELATOS

Si te apetece colaborar en un libro, PARÉNTESIS está preparando una recopilación de relatos que será publicada en la editorial Atónitos.
  • Plazo de entrega para participar en el libro: hasta el 30 de mayo de 2015.

Pincha en la imagen para ver las bases

lunes, 20 de abril de 2015

Más allá de tus ojos

   La revista literaria Los Omniscientes me ha publicado un poema para su número de abril: Más allá de tus ojos. Os dejo el link para que podáis leerla y podáis leer esta interesante revista literaria dedicada a las obras  literarias de escritores hispanoamericanos contemporáneos. Un honor y un privilegio para mí. 
Picar en la imagen.
 
Picar en la imagen para leer



                    Más allá de tus ojos
“Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.
Hojas secas de otoño giraban en tu alma”.
(Pablo Neruda)
No hay nada que ocultar,
salvo que millones de hojas crujen
debajo de las suelas, como un aniversario
de follaje recurrente.

No hay nada que perturbe más que el banco de hierro
colocado junto a la fuente de piedra.

Ayer el parque estaba hueco de recuerdos.
Los árboles no hablaban
y no había hojas que cantaran debajo de los pies.
Pero era el parque del Norte.
Lo era porque en el banco de piedra
había colocado un puñado de odios,
una confluencia de naufragios,
de seres solitarios,
sin emociones, quizá, como la piedra
que echa agua por la boca inexistente.
Ellos beben del aire y tienen otro verbo.
No les importa el lugar, ni el paso, ni el ajetreo.
Se exhiben.
Hacen amigos, sin embargo.
A veces la compañía es el exceso
de las catalpas o el árbol del amor
(qué despropósito).
 O las sensuales flores que miran altivas
los racimos colgantes de su carencia.

Ya el paisaje ha cambiado tanto que nadie se reconoce.
Lo que fluye por las venas no ayuda para completar
el camino del oxígeno a las arterias de la tarde.

Son materia pesada que no se elige.
No hay nada que ocultar
excepto miradas que no perciben
pero juzgan.

Hoy más que nunca es cierto que se secará la herencia
del agua fresca que brota de todas las fuentes.
Porque no se sabe construir.
Nada es eterno. Los paisajes cambian.
Todo el mundo cambia.
No es tiempo de darse tiempo.
Solo es lícita la vida.
Y la búsqueda.

©Pilar Fernández Bravo

Safe Creative #1404240649965

lunes, 6 de abril de 2015

RAÍCES DE PAPEL, revista de la plataforma cultural RAÍCES DE PAPEL

La plataforma cultural Raíces de Papel fue creada en 2009 por Javier Bueno Jiménez y Juan Calderón Matador.  El primer número de la revista Raíces de Papel nace en el mes de enero del año 2010. La dirección corre a cargo de Javier Bueno Jiménez y Juan Calderón Matador y nace bajo el auspicio del signo de Acuario como podemos leer en la Editorial de su número uno. Habrá quien se pregunte qué sentido tiene una nueva publicación virtual habiendo tantas ya en funcionamiento. La respuesta que ellos dan es que Raíces de Papel es la suya, la de la Plataforma Cultural Raíces de Papel. Ni más ni menos, hay muchas, sí, pero esta es la suya propia, como un hijo. Y yo os puedo asegurar que Raíces de Papel no es una publicación cualquiera. En ella se cuidan todos los detalles y, desde luego, prima la calidad tanto en los textos como en la fotografía. Y algo que ya hacen otras publicaciones, invitan a las personas que lo deseen para que les envíen sus trabajos literarios: tanto narrativa como poesía, ensayo, crítica literaria, entrevistas interesantes, artículos, pintura, fotografía, y todo aquello que pueda enriquecer la publicación, siempre bajo una exigencia de calidad. Colaboraciones que se pueden enviar vía e-mail:
Y por si esto fuera poco, promueven junto a Ediciones Cardeñoso dos premios literarios: Certamen de Poesía “Poeta Juan Calderón Matador” y Certamen de Microrrelatos “Arvikis-Dragonfly”.

Os invito a que visitéis el blog de Raíces de Papel y os deis un paseo por las revistas publicadas, doce hasta el momento:

Raíces de papel es, sin duda, un proyecto muy interesante y que merece la pena. 
Podéis picar en la imagen para ver el último número de la revista.



viernes, 20 de marzo de 2015

Bureau












La mesa donde escribo
se ha convertido en piel,
en una constelación 
de tatuajes y de heridas
como las que dejan la hoja en blanco,
la escasez de palabra
o el duermevela.

Ya no es de madera la mesa,
es de hueso y carne,
de cielo y yerba,
de deseos y sueños.
De madreselvas.

La mesa donde escribo
está hecha de latidos
y ventanas abiertas.

©Pilar Fernández Bravo

miércoles, 4 de marzo de 2015

La forma de las palabras


Hay una forma escondida en las palabras
que dotan a la vida de expresiones desbordadas,
a veces malolientes, como buitres de encinas con la seca,
como rocas moldeadas por un amasijo de huesos con ramas
al borde de la carretera.
Un sol de febrero rodeado de ejércitos de nubes
y de aves que huyen del invierno…

Y hay una hechura de letras bordadas con diseño
que acuñan palabras con ojos vivientes, cargados de olivares,
sierras por donde baja generosa el agua fresca
y se oye el trino de pájaros que anidan en las copas.
Los nombres, no necesito saber de dónde vienen,
ni cómo hablan, ni cómo sienten, ni cómo hieren…


©Pilar Fernández Bravo

domingo, 1 de febrero de 2015

Íntimo


No hay secretos en tu pelo
solo un gorro efímero 
donde se oculta el miedo.
No hay secretos en tu pelo,
solo laberintos,
dolores herméticos y solitarios
que hablan con puñales escondidos.
No hay secretos en tu pelo
sino fármacos que no curan
y un olor a guerra quemada
donde solo habrá vencidos.

Y a pesar de todo...
 en tus ojos juegan ríos
de corriente inalterable,
que vierten afluentes en tu boca
por donde fluye, transparente, una sonrisa.

Y en tus manos resurgen flores
que nunca el tiempo marchitará.

©Pilar Fernández Bravo